2016 ITEROS Mensaje Tres


El Servicio para la Edificación de la Iglesia

Mensaje Tres

Servir a Dios en Nuestro Espíritu en el Evangelio de Su Hijo

Palabra de Apertura de la Reunión del Profetizar

Lectura de los versículos de cada día.

Lectura de los puntos principales en los bosquejos.

Orar-leer los versículos:

Porque testigo me es Dios, a quien sirvo en mi espíritu en el evangelio de Su Hijo, de que sin cesar hago mención de vosotros siempre en mis oraciones—Ro. 1:9

Porque nosotros somos la circuncisión, los que servimos por el Espíritu de Dios y nos gloriamos en Cristo Jesús, no teniendo confianza en la carne—Fil. 3:3

Un Presabor de la Palabra

Porqué el libro de Romanos es considerado el quinto evangelio?

El evangelio de Dios, para el cual Pablo fue apartado, es el tema del libro de Romanos. Los primeros cuatro Evangelios tratan del Cristo encarnado, del Cristo en la carne, que vivía entre Sus discípulos; el evangelio en Romanos nos habla del Cristo resucitado como el Espíritu que vive dentro de Sus discípulos.

La Carga Espiritual

A fin de servir a Dios en el evangelio de Su Hijo, necesitamos ver que somos hombres en la carne, que servimos únicamente para morir y ser sepultados; en esto consiste seguir el modelo establecido por el Señor para cumplir toda justicia y entrar en el ministerio de la era.

Nuestra obra y labor para el Señor en el evangelio no se efectúan por medio de nuestra vida natural, ni nuestra capacidad natural, sino por medio de la vida y poder de resurrección del Señor; la resurrección es el principio eterno que regula nuestro servicio a Dios.

Palabra de Conclusión de la Reunión de Profetizar

La Revelación de la Verdad

Nuestro servicio a Dios en el evangelio es la adoración que le rendimos a Dios; en el Nuevo Testamento, servir a Dios en realidad equivale a adorar a Dios. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y con veracidad es necesario que adoren. Pablo dice que fue “apartado para el evangelio de Dios”, y declara: “Testigo me es Dios a quien sirvo en mi espíritu en el evangelio de Su Hijo”.

A fin de servir a Dios en el evangelio de Su Hijo, necesitamos ver que somos hombres en la carne, que servimos únicamente para morir y ser sepultados.

La resurrección es el principio eterno que regula nuestro servicio a Dios.

La Experiencia de Vida

Dios debe ser viviente para nosotros y en todo aspecto de nuestra vida diaria; el hecho de que Dios nos regule, dirige, corrige y calibre, incluso en detalles como nuestros pensamientos y motivos, es prueba de que El es viviente.

El Cristo resucitado como Espíritu vivificante vive en nosotros capacitándonos para hacer lo que jamás podríamos hacer en nosotros mismos.

La Práctica y Aplicación

Como creyentes en Cristo, debemos llevar una vida en nuestro espíritu que de testimonio de que el Dios a quien adoramos y servimos es viviente en todos los detalles de nuestra vida; la razón por la cual no hacemos o decimos ciertas cosas debe ser que Dios vive en nuestro ser.

En nuestra vida y nuestra obra, todos debemos declarar: “Soy una persona en la carne, que sirvo únicamente para morir y ser sepultado; por lo tanto, deseo ser terminado, crucificado y sepultado.”

Usando Versículos Claves para Tener una Visión Completa Sobre Todo el Bosquejo

Versículos Claves (1)

Pablo, esclavo de Cristo Jesús, apóstol llamado, apartado para el evangelio de Dios—Ro. 1:1

Porque testigo me es Dios, a quien sirvo en mi espíritu en el evangelio de Su Hijo, de que sin cesar hago mención de vosotros siempre en mis oraciones—Ro. 1:9

III. Dios, a Quien Sirvo en mi Espíritu en el Evangelio de Su Hijo, Apartado para el Evangelio de Dios

A fin de predicar el evangelio del Hijo de Dios, debemos estar en nuestro espíritu regenerado; Pablo, sirvió a Dios en su espíritu regenerado por medio del Cristo que, como Espíritu vivificante, moraba en el.

• Servir a Dios en el evangelio equivale a servirle en el Cristo todo-inclusivo, puesto que el evangelio es sencillamente Cristo mismo.

El evangelio de Dios, para el cual Pablo fue apartado , es el tema del libro de Romanos; el libro de Romanos puede ser considerado el quinto evangelio.

Versículos Claves (2)

…como os volvisteis de los ídolos a Dios, para servir al Dios vivo y verdadero—1 Ts. 1:9

Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espiritu y con veracidad es necesario que adoren—Juan 4:24

Nuestro Servicio a Dios en el Evangelio es Nuestra Adoración a Dios, Adorar en Espíritu y Veracidad

II. Necesitamos ver que nuestro servicio a Dios en el Evangelio es nuestra adoración a Dios:

• Volver de los ídolos a Dios, para servir al Dios vivo y verdadero: Debemos llevar una vida en nuestro espíritu que de testimonio de que el Dios quien adoramos y servimos es viviente en todos los detalles de nuestra vida.

IV. “Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y con veracidad es necesario que adoren”:

• Contactar a Dios el Espíritu con el espíritu es beber del agua viva, y beber del agua viva es rendir verdadera adoración a Dios.

Versículos Claves (3)

Porque nosotros somos la circuncisión, los que Servimos por el Espiritu de Dios y nos gloriamos en Cristo Jesús, no teniendo confianza en la carne—Fil. 3:3

Pero  por la gracia de Dios soy lo que soy; y Su gracia para conmigo no ha sido en vano, antes he trabajado mucho más que todos ellos; pero no yo, sino la gracia de Dios conmigo—1 Co. 15:10

No Teniendo Confianza en la Carne, Resurrección—un Principio Eterno en Nuestro Servicio a Dios

V.  “Nosotros somos la circuncisión, los que servimos por el Espíritu de Dios y nos gloriamos en Cristo Jesús, no teniendo confianza en la carne”; la carne se refiere a todo lo que somos y tenemos en nuestro ser natural; todo lo que sea natural, sea bueno o malo, es la carne.

VI. A fin de servir a Dios en el evangelio de Su Hijo, necesitamos ver que somos hombres en la carne, que servimos únicamente para morir y ser sepultados.

VII. Nuestra obra y labor para el Señor en el evangelio no se efectúan por medio de nuestra vida natural ni nuestra capacidad natural, sino por medio de la vida y poder de resurrección del Señor; la resurrección es el principio eterno que regula nuestro servicio a Dios.

Temas para Profetizar—Doce temas por Semana

D1

T1 Necesitamos recibir el suministro divino por medio de la impartición de la Trinidad Divina. (Fil. 1:19)

(Por favor explique que para llenar todos los requisitos que el Nuevo Testamento requiere de los creyentes, necesitamos el suplir divino.)

T2 Adorar a Dios es servir a Dios. (Mt. 4:10)

(Por favor explique que en el Nuevo Testamento servir a Dios es realmente lo mismo que adorar a Dios.)

D2

T1 Cuando servimos a Dios, debemos tener una conciencia pura. (He. 9:14)

(Por favor explique la diferencia de adorar al Dios viviente en nuestro espíritu y adorar a Dios en nuestra mente de manera religiosa.)

T2 Servir a Dios en el evangelio y servir a Dios en nuestro espíritu (Ro. 1:9)

(Por favor explique que si servimos a Dios, tenemos que hacerlo en nuestro espíritu para la predicación del evangelio.)

D3

T1 El evangelio de Dios, es el tema del libro de Romanos. (Ro. 1:1-2)

(Por favor explique como el libro de Romanos puede ser considerado el quinto evangelio.) (Vea el bosquejo III. F. 1-4)

T2 El Cristo en los cuatro evangelios y el Cristo en el libro de Romanos (Ro. 8:2)

(Por favor explique que el Cristo en Romanos es mas profundo y mas subjetivo que el Cristo en los cuatro evangelios.)

D4

T1 “Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y con veracidad es necesario que adoren.” (Juan 4:24)

(Por favor explique que al disfrutar a Cristo como la realidad divina de las ofrendas en nuestro espíritu, El llega a ser nuestra autenticidad y sinceridad (veracidad).)

T2 Los que sirven por el Espíritu de Dios no tienen confianza en la carne. (Fil. 3:3) (Vea el Bosquejo V. A-G)

(Por favor explique que debemos permitir que la luz del Señor resplandezca sobre nosotros con relación a nuestra naturaleza, nuestras obras y nuestra confianza en la carne.)

D5

T1 Somos hombres en la carne, que servimos únicamente para morir y ser sepultados. (Ro. 7:18; Mt. 3:15)

(Cual fue la base sobre la cual Jesús fue bautizado?) (Vea el Bosquejo VI. A-E)

T2 Deje su hombre Viejo en la cruz. (Ga. 2:20)

(Como se ejercita para dejar a su hombre Viejo en la cruz en su vida de iglesia y su diario vivir?)

D6

T1 “No yo, sino la gracia de Dios” equivale “no vivo yo, mas vive Cristo en mi.” (1 Co. 15:10; Ga. 2:20)

(Por favor testifique que el Cristo resucitado vive en usted, capacitándolo para hacer lo que jamás podría hacer en usted mismo.)

T2 La resurrección  es el principio eterno en nuestro servicio a Dios. (Números 17:8)

(Por favor testifique como experimenta que solo Dios es capaz y nosotros no lo somos, y que Dios es quien hace todo y no nosotros.)

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *